Ponerse en forma durante el otoño

No es necesario ingresar al “modo de hibernación” cuando el clima se vuelve más frío, aunque todavía no es el caso. El otoño es la época perfecta del año para comenzar o aumentar su programa de acondicionamiento físico, y de esta manera, para cuando lleguen las fiestas navideñas, será mucho más fácil conseguir no engordar (demasiado).

Entrar en tu rutina ahora también garantiza que cuando llegue el frío del invierno, estés en el lugar correcto, mental y físicamente, para continuar activo hasta la primavera.

Por ello, vamos a mostraros algunas de las claves para mantenerse en forma durante este otoño:

1. Establecer metas

Establece metas cortas y simples, como hacer ejercicio durante 20 minutos tan pronto como se levante los lunes. Esto hace ser realista y te permite avanzar hacia objetivos a más largo plazo.

2. Haz una tabla de motivación

Toma un tablero de anuncios y adjunta una lista de tus objetivos, fotos de progreso, frases inspiradoras, actualizaciones con tus logros y más. Coloca tu motivación en algún lugar prominente, como el espejo de tu baño o tu oficina en el trabajo, para que la veas con regularidad.

3. Adopta las 3 C’s

Compromiso, conveniencia y consistencia: adopta estas tres estrategias en tu estilo de vida para ayudarlo a mantenerse activo y comer bien para siempre.

4. Hazlo divertido

Mezcla tu entrenamiento probando nuevas actividades como hip-hop dancing, yoga, Zumba o Pilates.

5. Planifícate

Planifica tus entrenamientos para la semana antes de tiempo, y también tus comidas para que no improvises elecciones poco saludables.

6. Abastecerse de alimentos saludables

Mantén tu cocina bien abastecida con alimentos sanos sin procesar que sean fáciles de masticar. Verduras cortadas, carnes magras, aceite de oliva, aceite de coco y nueces son excelentes opciones.

otono

7. Programa tus entrenamientos

Programa tus sesiones de entrenamiento en el calendario como lo harías en una reunión importante, y no la dejes. También puedes hacer ejercicio durante todo el día caminando, de pie, subiendo escaleras, etc., cada vez que tenga la oportunidad. Solo debes colocarlo como ALTA PRIORIDAD y programar tu día alrededor del ejercicio, no al revés.

8. Engancha a un amigo

Asociarse con un amigo que tenga objetivos de ejercicio similares aumentará tu motivación y tu responsabilidad. Además, es más divertido ejercitarse con un compañero.

9. Salir al aire libre

Sal del gimnasio y dirígete al parque que más te guste. Admira el cambio de hojas y paisajes mientras te adaptas a un gran entrenamiento.

10. La moderación es clave

Está bien complacerse de vez en cuando con la dieta, sólo asegúrate de mantener tus metas en mente todos los días. Si te desvías del curso, no te desalientes por ello. Simplemente toma mejores decisiones en tu próxima comida o pruebe la regla 80:20 (comer bien el 80 por ciento del tiempo y ser más indulgente con los otros 20).

11. ¿No hay gimnasio? No hay problema

Muchos de los mejores ejercicios se pueden hacer en cualquier lugar usando solo tu peso corporal en lugar de un equipo. Saltos, flexiones, sentadillas, abdominales… Puedes hacer en tu casa, oficina o donde quieras. Existen apps y numerosos videos en Youtube para ayudarte a hacer estos ejercicios.