Trucos para conseguir un estupendo pan rallado

¡No hay nada como el pan rallado casero para mejorar el sabor de nuestros platos!

Sí, es cierto que podemos comprar en nuestro supermercado las bolsas preparadas de pan rallado, pero seguramente tienes en casa algunos chuscos de pan duro de hace pocos días. Ese pan es perfecto para conseguir un pan rallado de calidad. A continuación te contamos algunos secretos para conseguir un genial pan rallado para nuestras elaboraciones.

Mezclar varios tipos de pan

Cualquier tipo de pan (blanco, trigo, levadura, centeno, etc.) puede ser utilizado, de hecho, una genial idea es combinar varios tipos, la mezcla de varios panes va a darle a tus platos algunas experiencias de sabor maravilloso.

¿No tienes pan duro?

Si deseas hacer pan rallado, pero no tienes trozos duros de pan, puedes hornear pan del día en el horno hasta que quede ligeramente seco.

panrallado2

Conservación

Para conservar mejor el pan hasta que decidas rallarlo, guarda los extremos del pan en una gran bolsa de plástico en el congelador, así no se pondrá demasiado rancio.

Varias texturas

Cuando vayas a triturar los trozos de pan, rómpelos en trozos más pequeños y tritura hasta obtener la miguita deseada. Un truco: puedes dejarlo con una textura gruesa, de esta manera, si necesitas migas más finas, sólo tienes que reservar una parte y darle triturarlo durante más tiempo.

Acompáñalo con un poco de ajo, perejil o algunas especias, ¡te sorprenderá su sabor!